sábado, 15 de noviembre de 2008

La guerra de las 100 Horas



Este conflicto es históricamente importante para la aviación mundial, por ser en el, donde se libro el ultimo combate aire-aire de aviones caza con motores de pistón, específicamente, “Mustang” y “Corsario”. Además fue aquí, donde el “Corsario” construido por la Gooyear se enfrento al corsario construido por la Vuught.

Análisis de la situación militar de FAS

La situación militar de FAS antes de la guerra era muy frágil, ya que contaba con un personal de vuelo de aproximadamente de unos 25 pilotos. La mayor parte de ellos entrenados en las diferentes escuelas de aviación de los EE.UU. y otros en el país. El comandante en ese entonces era el mayor piloto aviador Salvador Henríquez, su ejecutivo, el mayor piloto aviador Ángel Napoleón Orantes.

La organización de FAS estaba compuesta por un grupo de combate que estaba formado por: un escuadrón caza y bombardeo integrado por dos escuadrillas 1y2 (con F 51 y FG-10 respectivamente) , un escuadrón de transporte que incluía a la escuadrillas 3y4 y finalmente por un escuadrón de transporte que incluía a las escuadrillas 5y6. Otras unidades orgánicas eran la compañía de paracaidistas, el grupo MART (mantenimiento radiocomunicaciones y transporte) el escuadrón de apoyo servicio y combate.

Disponía de un aeropuerto internacional (Ilopango) donde estaba instalada la base aérea militar además de tener varios campos aéreos, pistas de aterrizaje diseminadas a lo largo del territorio nacional, desde las ciudades se podían llevar a cabo operaciones militares.

Ante la ciudadanía de que los hechos se precipitaban, la FAS empezó a estudiar las actividades de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) de este estudio se supo que los pilotos Hondureños habían intensificado sus entrenamiento de combate.

Por otro lado la FAS incremento el entrenamiento de sus pilotos y otras medidas de seguridad que la institución exigía.

La operación de la situación táctica que se hizo hasta el día 13 de julio de 1969 indicaba claramente que El Salvador superaba a Honduras en todos los elementos que conforman el balance de fuerzas, desarrollo, tradiciones militares, las escuelas de armas, infantería, artillería, caballería, exento en el arma aérea en la que Honduras superaba a El Salvador el numero de pilotos, calidad de equipo aéreo y armamento de una relación de 3 a 1.

Sin embargo, este balance resultaba aun mas desventajoso para la FAS, si tomamos en cuenta que los aviones comerciales de transporte Hondureños, en el momento requerido podían ser utilizados como aviones de transporte y bombardeo ya que en realidad así sucedía. Prueba de esto, es que el día 4 y aun el mismo día 14 de julio aviones civiles de la empresa SASHA artillados ametrallaron posiciones fronterizas salvadoreñas en EL PON Y CITALA.

En cuanto al número de pilotos, también era mucho mayor el de Honduras. De tal manera contaba con suficientes reservas si al caso lo requería.

Ante la superioridad numérica de la FAH, la única alternativa era el ataque por sorpresa, a fin de que mediante el y con la destrucción de los aviones Hondureños que fueron alcanzados por el bombardeo, las fuerzas de infantería que equipararan para pelear en igualdad de condiciones.

Pero este análisis de fuerza era mas que sombrío para El Salvador, casi de improvisto surtió un detalle que hasta ese momento se había pasado por alto “los pilotos civiles”. Se llamo al club salvadoreño de aviación civil y reserva se les informo a estos de la urgencia del caso en defensa de la patria, y respondieron como era de esperar haciendo gala de n verdadero patriotismo y valor.

Fueron ellos quienes aportaron 20 aviones, que si bien es cierto no eran de combate, si podían servir de forma decisiva para el golpe que se preparaba, toda ves que se les utilizara teniendo en cuenta la capacidad y eficacia de dichas maquinas. Los pilotos civiles sabían que la misión que se les encomendaba no era nada fácil y de los peligros a que se verían expuestos, pero sim embargo aceptaron el reto diciendo presentes por la patria,

De esta manera, fue como la FAS aumento su numero de unidades aunque muchos de ellos fueron aviones de riego pero que podían cumplir con una misión aunque las naves no respondían para un combate aire-aire pero esa desventaja podía ser eliminada mediante el golpe sorpresivo, y una buena dosis de valor que nunca les falto, tanto a militares como a civiles.

Fundamentalmente, lo mas importante era atacar por sorpresa la mayor cantidad de objetivos con todos los medios disponibles, haciendo caer nuestro centro de gravedad sobre las bases aéreas principales: toncontin, la mesa y otras pistas de aterrizaje, con el propósito de neutralizar la aviación enemiga en tierra, tomando en cuenta la superioridad numérica de estas,

Día de: 14 de julio hora “h”:18:10 horas

A las 15:00 horas del día “D”, los pilotos se encontraban concentrados e incomunicados en las instalaciones de la FAS conocían el plan de operaciones, la hora “H”, mas era necesario la orden del señor presidente de la república y comandante general de la fuerza armada, general Fidel Sánchez Hernández para ejecutar la misión. El comandante de la FAS, mayor Salvador Henríquez habiendo recibido la orden ejecutoria del señor presidente de la república, ordena a los pilotos proceder y realizar la misión encomendada.

A las 18:10 horas, antes de concluir el crepúsculo vespertino, comenzó el ataque: la FAS estaba sobre sus objetivos, la capital Hondureña estaba tranquila. No a si su aeropuerto toncontin sede de la FAH donde los aviones Salvadoreños estaban próximos a iniciar el bombardeo. El c-47 estaba ya a poca altura sobre el aeropuerto, segundos después Tegucigalpa se conmovió con el estruendo de la primera bomba, luego se escucho el tableteo de las ametralladoras de los “MUSTANG” que pasaban rasantes buscando sus 0bjetivos en el eje de la pista. Los pilotos Salvadoreños habían sorprendido la capital Hondureña iluminada, pero tan pronto sintieron el ataque la ciudad quedo totalmente oscurecida, mas esto fue inútil, ya que el crepúsculo vespertino no había terminado aun y por otro lado las llamas de los incendios reflejaban perfectamente la silueta de la ciudad a a sus alrededores. Al mismo tiempo, otros campos de aviación y objetivos militares eran bombardeados por el sorpresivo ataque salvadoreño.

A las 18:20 horas el crepúsculo vespertino había terminado, la aviación Salvadoreña cumplía su misión, se reagrupo y se dirigió con sus aviones hacia el suelo patrio.

El salvador esperaba la reacción de la FAH, mas esta fue demasiada débil, ya que únicamente 4 3n3migos contra atacaron este día: 2 en el aeropuerto de ilopango y 2 en el puerto de acajutla en Sonsonate; estos dos últimos también bombardearon los tanques de combustibles del puerto de cutuco en la unión. Como era predecible un ataque a las refinerías de petróleo, días antes, más del 90% de combustible fue trasladado a lugares seguros dentro del territorio nacional.

El día 15, a las 5:00 horas, al mismo tiempo que 2 aviones Hondureños bombardeaban ilopango, 6 aviones de la FAS estaban bombardeando el aeropuerto de tonquintin, Tegucigalpa. Los pilotos Salvadoreños dicen que fue más efectivo que el del día anterior; sus efectos fueron más palpables y visibles ya que efectivamente fueron considerables los daños causados a la base aérea en infraestructura y equipo.

El día 16 de julio a las 4:30 horas se ejecutaría la misión de bombardeo sobre puerto Cortez y golozon pero a la hora de despegue se aborto la misión por que los 2 aviones “F-51D MUSTANG” involucrados colisionan en la cabecera de la pista 33 del aeropuerto de Ilopango. Debido a este accidente, hubo que suspender la misión más importante a realizar, que consistía en tomar, por medio de una operación aerotransportada la presa, hoy cajón ubicado a 5 millas al norte del lago yojoa.

Día 17 de julio, a las 11:30 horas se enviaron 2 aviones “ F-51 MUSTANG” en misión de apoyo aéreo a las tropas de segundo batallón de infantería al mando del teniente coronel David Isaac Guzmán, quienes estaban haciendo hostigados por aviones de la FAH al sureste del puesto fronterizo de el amatillo en territorio Hondureño, entrando el avión del capitán Varela en combate aire-aire con avión enemigo el cual evadió todo contacto directo, persiguiéndole el capitán Varela durante unos minutos, pero en ese momento es atacado y alcanzado por el fuego de otro avión enemigo que le daba cobertura al otro “ CORSARIO” hondureño; en ese momento entra en acción el “MUSTANG” del capitán lobo entablando combate y haciendo blanco en el avión enemigo, para la agilidad del avión F4U-5 Hondureño comparado con el F-51 Salvadoreño, maniobra y toma posición atrás del capitán lobo y abre fuego con sus cañones 20mm, que al darse cuenta de las ventajas del avión enemigo, efectúa una maniobra en espiral ascendente, en el cual el “CORSARIO” hondureño debido a su peso pierde control, momento en que el capitán lobo en su 3MUSTANG” con velocidad y control vira sobre su ala derecha y hace impacto directo sobre el avión enemigo derribándolo. Este combate fue visto por los ejércitos de ambos países.

En el transcurso de la guerra se adquirieron 19 aviones “F-51 MUSTANG” por fuentes no oficiales 4 “DOUGLAS B-26 IMVADER” y el primer helicóptero “FAIRCHILD-HILLER FH1100”.posteriormente, en el mes de noviembre de 1969, se compro un segundo helicóptero del mismo tipo.

A pesar de fallas señaladas en las operaciones iníciales, de los ataques de los días 14 y 15 de julio con los medios disminuidos considerablemente por los derribos del día 17, las FAS logro conseguir los objetivo básico siguientes:

*mantener la FAH fuera del área de operaciones de nuestras tropas de infantería, las cuales pudieron mantener los territorios ocupados hasta su entrega a la OEA.

*impedir el bombardeo del puente goascoran, manteniéndolo intacto para los abastecimientos de las tropas Salvadoreñas que ocupaban territorio Hondureño, como para su posterior repliegue al momento de entregar los territorios conquistados a la OEA mediante una fuerza política y no militar.

*el intenso patrullaje realizado por aviones civiles y militares impidió que las tropas Salvadoreñas que habías penetrado hasta llano largo y posiciones circunvecinas fueran atacadas por aviones Hondureños con sede en la mesa y que de alguna manera quisieran hacer sentir su superioridad aérea, ya que ningún combate fue reportado en esta zona.

El 4 de diciembre de 1971, asumió la comandancia de la FAS el teniente coronel Rafael Antonio Herrera.

Al terminar la guerra, la FAS comenzó a realizar la transición del avión de pistón por el turbo-reactor.

El 7 de abril de 1972, fue nombrado comandante de la FAS el teniente coronel Felipe de Jesús Artiga.

Entre 1973 y 1975 se compraron a Israel 12 aviones cm-17 fouga magister, 18 aviones dassault md-450 ouragan y 4 iai-101 arava. Adicionalmente en julio de 1974 se adquirieron 8 aviones c-47.

El 3 de enero de 1975, se nombro como mandante de la FAS al teniente coronel Godofredo Regalado.

2 comentarios:

Wenner Vladimir dijo...

Excelente Blog y su contenido!

sigan asi

Exitos!!

CESAR dijo...

NINGUN AVION HONDUREÑO FUE DERRIBADO EN COMBATE DURANTE LA GUERRA DE LAS 100 HORAS. EL UNICO PILOTO QUE LOGRO ESTO DURANTE EL COMBATE FUE EL CAPITAN, DE LAS FAH,SOTO HENRIQUEZ. ESTO SEGUN VERSION, VER YOUTUBE, DE LOS PILOTOS
SALVADOREÑOS QUE PARTICIPARON EN COMBATE.