sábado, 15 de noviembre de 2008

Desarrollo de la FAS





El doctor Quiñones Molina que había seguido con mucho entusiasmo el papel que había tenido la incipiente aviación , en el desarrollo de la primera guerra mundial le hicieron conocer, mas atreves del cambio de impresiones con amigos y militares veteranos, el papel que tuvo la aviación, en muchos actividades de su incumbencia. A su regreso de Europa encontró que el auge de la aviación por estas latitudes eran mayor, y pensando en las posibilidades de asumir la presidencia de la república, al participar en la vida política tenia la idea de incorporar el elemento aéreo como parte integral del ejercito, pues existían pilotos militares y aviones del gobierno pero estos no pertenecían orgánicamente ala institución armada sino que existían como elementos privados al servicio del gobierno.

Finalmente el 20 de marzo de 1923 el sueño de un pueblo se hiso realidad, cuando el presidente de la república Dr. Alfonso Quiñones Molina, a solo 20 días de haber asumido tan importante cargo y consiente de la importancia que tendría en el desarrollo del país decreto la creación de flotilla aérea salvadoreña “(FAS)” que, posteriormente seria llamada “Fuerza Armada Salvadoreña” “(FAS)”.

Con el propósito de dar más atención ala aviación nacional, de manera que pudieran establecerse empresas de carácter comercial o para servicios oficiales de orden civil, escuelas de aviación privados para la formación de pilotos aviadores y mecánicos pero conservando siempre el control militar necesario sobre estos. El gobierno de la república creo mediante acuerdo ejecutivo de fecha 19 de febrero de 1924, la “jefatura de la aviación salvadoreña” la que estaría a cargo de un ingeniero militar de la categoría de jefe. Es así como en la orden general del 20 de febrero de 1924 se nombro al señor brigadier e ingeniero Carlos Carmona como primer jefe de la aviación salvadoreña.

El interés por fortalecer la aviación fue sin duda muy grande prueba de ello es que el 10 de junio de 1924 se ordeno al consulado de El Salvador en San Francisco california EE.UU. la erogación de $1402,88 para la compra de un avión “curtiss SN 4D Jenny”, el cual seria puesto en servicio en la escuela de aviación.

Otro suceso de gran trascendencia por el impulso que dio a la aviación salvadoreña fue la donación de un monoplano de parte del señor W.A Dalton, para uso de la escuela de aviación la entrega fue realizada el 12 de octubre de 1925 durante los festejos conmemorativos del día de la “raza”.

También durante 1925 se hace la primera organización de la aviación salvadoreña, quedando integrada de la forma siguiente: Un primer jefe, Un 2° jefe y un 3° jefe, un guardalmacén con funciones de ayudante, un cirujano, un pagador, 15 piloto aviadores, un mecánico jefe, 5 mecánicos, un escribiente, 2 choferes, un enfermero 6 ordenanzas y un destacamento de infantería compuesto por: Un sargento segundo, 2 cabos y 2 soldados.

Para el Doctor Quiñones Molina, el desarrollo de la aviación en El Salvador era algo importante razón la que no escatimo esfuerzos en impulsarla. Fue así como en los últimos meses de su periodo presidencial compro a Francia una flota de 6 aviones 5 de ellos del tipo “Hanriot 320 ET 2S” y un “Breguet Bre 14” al que le dio el nombre de “Gerardo Barrios” en honor al máximo paladín de nuestra patria.

Transcurría el domingo 4 de julio de 1926, cuando la virgen de Loreto fue entronizada como patrona delos pilotos aviadores salvadoreños por monseñor Joaquín Alfonso Belloso y Sánchez.

Otro suceso de gran importancia fue que el día 2 de marzo de 1927, siendo jefe de la aviación militar salvadoreña el general e ingeniero Carlos Carmona, se logro que la aviación militar, quedara anexa a la secretaria de estado en los despachos de guerra y marina.

El gobierno Salvadoreño dio un gran impulso ala aviación tanto militar como civil fue así como el cuatro de diciembre de 1929 se fundo el club Salvadoreño de aviación civil y reserva (Aeroclub), el cual en sus inicios tiene la misma historia que la de la aviación militar por estar estrechamente relacionadas.

El año de 1930 dio inicio a un importante adelanto para los salvadoreños con la inauguración del correo aéreo internacional. Fueron 2 enormes trimotores de la compañía Pan American Airways los que realizaron el primer vuelo. A este evento asistió el jefe de estado y todo su gabinete de gobierno.

El 26 de diciembre de 1930, por acuerdo de fecha 19 de ese mismo mes y año, le fue conferido el titulo de piloto aviador de la aviación salvadoreña al capitán Gustavo López Castillo, quien años mas tarde llego a ser comandante de la (FAS), y a su vez, punto de apoyó y enlace entre el Aeroclub y la aviación militar salvadoreña.

Bajo las órdenes de Munez la aviación militar tuvo su bautizo de fuego, al participar como arma aérea en el levantamiento comunista del 22 de enero de 1932, efectuando misiones de reconocimiento , ametrallamiento y bombardeo con bombas de fabricación casera, da las posiciones del ejercito rojo en Juayua, Izalco, Tacuba, Salcoatitan, Nahizalco, Sonsácate, Sonsonate, Ahuachapán, Santa Ana, y La libertad.

La experiencia ocurrida en enero de 1932, dio pauta para que el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez buscara el perfeccionamiento del cuerpo de aviación. Se entreno a los pilotos en técnicas de ametrallamiento, y bombardeo y fotografía Aérea, así como también, se adquirió nuevo material aéreo.

El general Hernández Martínez estaba consciente de la importancia que tenia la aviación en el desarrollo económico del país, lo mismo que en el aspecto milita; por ese motivo, se empeño en dotar a El Salvador de nuevos aparatos que pudieran satisfacer las necesidades de la época. Fue así, como el 16 de agosto de 1933, 5 camiones custodiados por agentes de la guardia Nacional , transportaron desde el puerto de acajutla Hasta la capital , las cajas que contenían 3 aviones “curtiss Wright CW-14 osprey” de fabricación norte americana.

El 13 de septiembre de 1936, según consta en orden del cuerpo de ese día para una mejor expedición del servicio, mas orden efectividad y progreso del entrenamiento de los pilotos, se organizo el personal que componía la FAS en un escuadrón de 3 patrullas con 3 pilotos cada una ; siendo el comandante del escuadrón, el capitán Julio Faustino Sosa y como Segundo comandante, el capitán Hernán Barón.

En el ultimo semestre de 1938, la FAS tramito la compra de 4 modernos aviones de ataca de fabricación Italiana “Caproni A.P1” los cuales fueron oficialmente el 1 de diciembre de 1938.

En noviembre de 1939, se adquirieron los aviones monoplanos de entrenamiento “Fairchild M-62”. Estos aeroplanos vinieron a reforzar a los únicos entrenadores Lincoln estándar LS-5 y Waco-F que la FAS tenia en servicio para el entrenamiento de sus pilotos.

Es sin duda, la época de mayor desarrollo de la FASD fueron loa años de 1942 a 1944; años que corresponden al apogeo de la segunda guerra mundial y el ultimo periodo ´presidencial del General Hernández Martínez, que era gran entusiasta del poder aéreo por los obtenidos en el desarrollo de la guerra.

Dentro de las aeronaves adquiridas por el gobierno se encontraban: Taylo Craft, un stinson, 3pipers, 2 luscombe 8ª, silvaire, 3vultee BT-13 Valiant, 6 (3 AT-6c y 3 AT-6d). Estos últimos fueron utilizados para patrullar las costas del territorio nacional, como muestra de apoyo a los aliados de la segunda guerra mundial.

El 2 de abril de 1944, un conato de insurrección trato de derrocar al presidente Hernández Martínez. Este movimient5o fue apoyado por la FAS, que participo en el ametrallamiento y bombardeo de las posiciones leales del presidente con aviones AT-6. Como resultado de esta acción muchos pilotos fueron fusilados y otros que corrieron mejor suerte, lograron escapar hacia Guatemala; quedando disuelto así el personal de vuelo y las actividades de la aviación militar suspendidas por un periodo de aproximación de 4 años.

Como resultado de la revolución del 2 de abril de 1944, el mayor Hernán Barón causo alta como jefe militar de la aviación Salvadoreña, el 6 de abril.

Como jefe de la FAS, el mayor Hernán Barón dirigió el 12 de diciembre de 1944 las operaciones contra una fuerza invasora de exiliados salvadoreños procedentes de Guatemala. Para esta misión, fueron armados 5 aviones AT-6 para realizar bombardeo y ametrallamiento en vuelo a baja altura contra los agresores.

Para 1945, El salvador era testigo de una serie de acontecimientos políticos turbulentos, que llevaron a varios golpes de estado.

Nuevamente un golpe de estado ocurrió el 14 de diciembre de 1048, pone la jefatura de la FAS en manos del mayor Francisco Alberto Ponce, quien a raíz de los sucesos revolucionarios de 1944-1945, se encontraba volando para la compañía Transportes Aéreos Centroamericanos (TACA), teniendo prohibido bajar de su cabina de su aeronave durante sus vuelos a llapango, cargo que fue asumido el 5 de enero de 1949.

En el menor tiempo posible, el mayor Ponce tomo medidas necesarias y con asistencia de la Fuerza Aérea de los EE.UU. (USAF)

La misión de la USAF ayudo a construir el entrenamiento de los pilotos, se construyeron aulas de clases y ayudas de instrucción en las que se encontraban un simulador de vuelo “link”. En noviembre de 1949, una clase de 15 pilotos había completado su curso de vuelo, pero el gobierno permitió que únicamente 4 oficiales se graduaran.

El mayor Ponce enfermo y fue llevado vía aérea hacia el hospital John Hopkins, en Baltimore, EE.UU, donde finalmente murió.

El 16 de diciembre de 1949 asume nuevamente la jefatura de la FAS el teniente coronel Hernán Barón, que a su ves traspaso el mando de la misma, al teniente coronel Luis Felipe Escobar el 30 de septiembre de 1950.

Con el asesoramiento de la misión de la USAF, el nuevo jefe la FAS, viajo con un grupo de mecánicos hacia la base aérea de Albrook, en la zona del canal de Panamá, para que estos últimos realizaran cursos especializados en el mantenimiento de aeronaves.

En junio de 1953, se graduaron como pilotos aviadores en la base aérea de Lackland, San Antonio, Texas, EE.UU. Los tenientes Salvador Adalberto Henríquez, quien posteriormente llego, a ser el comandante de la FAS durante la “guerra de las 100 horas” y Ramón A. Alvarenga.

El 28 de octubre de 1960, asume la jefatura de la FAS el teniente coronel Jorge Rovira Pleitez

Durante su administración se adquirió el siguiente material aéreo: un C-47D (entregado en septiembre de 1963) 5 cessna U-17ª (entregado en junio de 1965) 4 T-41ª (entregados en julio de 1965).

El 2 de agosto de 1967, el coronel Rovira fue revelado de su cargo de jefe de la FAS, por el mayor Salvador Adalberto Henríquez.

En septiembre de 1967 se adquirieron 4 aviones C-47, 3 de ellos comprados a fuentes civiles. Posteriormente se compro un canadair DC-4M y adicionalmente un T-41C.

La flota corsaria en pobres condiciones, había sido diezmada por los accidentes y por la canibalizacion, solamente 5 de ellos estaban en condiciones volables y la situación en Honduras se continuaba deteriorando. Ante estas situaciones, se busco el equipamiento de aeronaves, 6 cavalier F-51 mustang II, incluyendo un TF-51D, fueron comprados ala compañía cavalier en septiembre de 1968 de igual manera se adquirió un Douglas B-26B.